Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
19 Julio 2016

El fenómeno Pokémon Go

Por Durgan Nallar

Director General de la Revista  [IRROMPIBLES]
Profesor en la Universidad Maimónides y la Escuela de Game Design América Latina

  • facebook
  • google plus
  • twitter

Pokémon Go es un punto de inflexión en la historia de los videojuegos. Por primera vez un juego de rol en línea se instala masivamente en la vida real.

Sin lugar a dudas, Pokémon Go es un punto de inflexión en la historia de los videojuegos, y del juego en sentido amplio. Es equivalente a la aparición de algunos juegos paradigmáticos, como Wolfenstein 3D o el lanzamiento de las tarjetas aceleradoras de video. En pocas palabras, por primera vez un juego de rol en línea se instala masivamente en la vida real.

En un sentido, Pokémon GO es un videojuego que cuenta con un escenario inmejorable, la misma realidad, de un tamaño increíble porque abarca todo el planeta, y cuyos héroes son personas reales. Existe aquí una transferencia del avatar, del personaje que nos representa en un juego, a la persona viva. El jugador se vuelve avatar, con las consecuencias que eso puede acarrear.

Sumado esto a la estructura lúdica, que funciona a modo de mecanismo motivacional, es decir de una combinación cuidadosa de curiosidad, exploración, recompensa constante y desafío, estamos ante algo que afecta a la sociedad de una manera similar a gigantes como Google o Facebook. En este especial sentido, Pokémon GO es peligroso. Puede desencadenar reacciones impredecibles entre los jugadores, y otros inconvenientes como el que ya está ocurriendo: el juego es capaz de influir el comportamiento de las personas e incluso la economía del mundo real. Esto es algo difícil de controlar en la realidad virtual, y no parece que vaya a ser controlable fácilmente en la realidad física.

Por otra parte, existen riesgos de seguridad y de invasión a la privacidad muy altos. El juego accede al contenido global de los teléfonos, incluyendo la cámara y el GPS. En este momento es fácil imaginar conspiraciones de todo tipo, como la que denuncia que Pokémon GO es una manera inteligente de fotografiar lo que hasta ahora Google no pudo: el interior de habitaciones y lugares cerrados.

Con esto no quiero decir que el juego no sea fascinante. De hecho, lo es. Yo mismo estoy esperando ansioso la habilitación de los servidores de nuestra región para salir de caza.

Pokémon Go en Argentina

Pokémon fue lanzado hace 20 años. Había niños jugando que hoy son adultos. Te das cuenta con sólo ver el trailer oficial de lanzamiento del juego que está dirigido a personas de 20 años o más. Y esto mismo ocurrió en todo el mundo, incluida América latina. Muchos crecimos jugando a Pokémon. En nuestra región tenemos legiones de fanáticos, comunidades enormes que adoran todo lo que provenga de Nintendo, y especialmente lo que Pokémon representa. Este juego es como un sueño hecho realidad para todos los que siempre soñaron con atrapar Pokémon en la vida real y vivir las aventuras de Ash, Pikachu y sus amigos.

Pokémon GO en Argentina va a ser un éxito. Contamos con una hermosa y vasta comunidad de “entrenadores Pokémon” que están esperando por minutos la habilitación de los servers para salir de paseo. Queda por ver el impacto social que tenga entre nosotros. Veo gente saltando rejas de los parques para cazar monstruitos nocturnos, y muchos negocios medio turbios en torno a la jugabilidad.

Recordemos que además es una oportunidad comercial mucho más que interesante (¡en este bar hay un Jigglypuff, vengan y de paso tomen algo!). Por el poquito tiempo que pude jugar, vi que en la esquina de mi casa, en una reconocida pizzería de Villa Crespo, hay un Wartortle…

Espero, honestamente, que no pase en la vida real lo que suele pasar en la virtualidad de los juegos de rol masivos, sobre todo lo relacionado a la rivalidad entre grupos de jugadores. Y si ocurre, ruego que Niamtec sepa encontrar la estrategia correcta para que todos podamos disfrutar del juego sin riesgos y durante muchos años.