Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
15 Septiembre, 2009

Cuánta tecnología ha pasado frente a nuestros ojos

Por Raúl C. Drelichman

Es docente de la carrera de grado de la Escuela de Diseño y Comunicación Multimedial de la Universidad Maimónides, de los cursos de Posgrado de la FADU – UBA, de la UTN, de la Fac. Regional de Bs. As. y de reconocidas universidades nacionales y extranjeras.

  • facebook
  • google plus
  • twitter

Hoy nos parece la prehistoria aquel lejano año 2000 cuando fui convocado a disertar en Artmedia, un evento que organizaba por primera vez la Escuela de Diseño y Comunicación Multimedial de la Universidad Maimónides, y, sí, para quienes vivimos diariamente comprobando los avances tecnológicos día a día, es realmente la prehistoria.

Todo comenzó un poco antes, en 1996, cuando con visión se creó la primera Licenciatura en Multimedia de América Latina, en una época donde hablar de multimedia era sólo para unos pocos entendidos, y al finalizar ese Año 2000 egresaba la primera promoción con cuatro pioneros, adelantados para la época.

Repasando las nueve ediciones anteriores y lo que se presentará en esta décima edición, tenemos un recorrido por la historia de las innovaciones en materia de negocios, arte y tecnología digital de la primera década del Siglo XXI.

Desde aquella “Reinvención del Marketing Personalizado” que presenté en la primera edición, hasta Los Nativos Digitales o “Edupunk, El Proyecto Facebook, y El Maestro Ignorante” que escucharemos en esta edición podemos comprobar a que velocidad se ha vivido y evolucionado en el mundo digital, con lo cual esta década nos parece un siglo.

Y la historia de Artmedia no puede estar desligada de la historia de la Licenciatura en Multimedia, que de unos pocos jóvenes que se aventuraban a preguntar “de qué se trataba” en esos inicios, hoy contamos con casi un centenar de inscriptos por año, la mayoría de ellos “Nativos Digitales”, jóvenes que tienen un dominio absoluto de los nuevos medios interactivos, porque han nacido y crecido junto a ellos, y hoy los tienen incorporados como parte esencial de sus vidas.

También evolucionaron los contenidos, de meros libros trasladados a la pantalla, a la participación total de los usuarios que nos propone la hoy llamada “Web 2.0”, todo acompañado por la evolución tecnológica que nos hizo pasar de las viejas computadoras lentas y grandes a las veloces mini portátiles y los smartphones, minicomputadoras disfrazadas de telefóno celular, de una multitud de cables a redes inalámbricas, nada es como era antes, y nada será igual en el futuro.

Realmente esta evolución es tan veloz que en realidad nosotros preparamos profesionales para trabajos que aún no existen, porque ¿quién se hubiera imaginado hace cuatro años trabajar como “administrador de contenidos en Facebook”, “productor de videos para YouTube” o “control de seguidores en Twitter”?, por mencionar sólo algunas de las novedosas tareas que cada día se inventan en el área de la Multimedia.

Internet, tal como lo conocemos hoy, apenas cumplió 15 años, y sin duda alguna la próxima década será de grandes cambios, abandonando los viejos paradigmas que hemos heredado de cuando las computadoras eran máquinas de escribir y calcular electrónicas, usadas sólo en ofiinas. El escritorio y la página, para que la interfaz que veamos en nuestra pantalla sea “más humana” y más parecida a la vida diaria, tal cual nos la presentan muchos videojuegos, porque sin duda esta nueva generación de nativos digitales que está inundando nuestras Universidades, en poco tiempo más tomará el comando de la innovación y veremos cosas que nosotros, los llamados “colonos digitales” que hemos adoptado estas tecnologías ya de adultos, no nos hemos nunca imaginado.

Y mencionando los videojuegos, siempre a la avanzada en lo que a multimedia se refire, son cada vez más parecidos a la realidad, y con un grado de detalle y terminación que sólo hacen posible las herramientas actuales y el avance al que se ha llegado en la tecnología de animación en 3D.

Pero las aplicaciones de la multimedia hoy no terminan en los negocios, el arte o la tecnología informática. Las ciencias aplicadas, como la medicina, la odontología, la ingeniería, la matemática y tantas otras hacen un amplio uso de la misma, ya sea en simulaciones, reproducciones, diseño, controles y múltiples áreas, donde la visualización de los procesos permite una mejor comprensión y valoración de los mismos.

Estoy seguro de que cuando me toque hablar en la 20ª Edición de Artmedia, otra será la realidad y recordaremos nuevamente como prehistoria lo que hoy, en 2009, nos parece futurología.