Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
15 Septiembre 2009

Celebrando 10 años de Artmedia

Por Graciela Taquini

Es Licenciada y Profesora en Historia de las Artes por la Universidad de Buenos Aires. Profesora Consulta Honoraria de la Carrera de Tecnología Multimedial de la Universidad Maimónides.

  • facebook
  • google plus
  • twitter

Mi vínculo estrecho con la Universidad Maimónides nace a partir del cierre de la exposición Dorrego Digital, en el Centro Metropolitano de Diseño. Fue en 2004 cuando Sandra Furelos, a cargo de la Prensa y las Relaciones Públicas, me invita a reunirme con las autoridades de la Carrera de Diseño Multimedial en el 2004, la Dra. Alejandra Marinaro y el arquitecto Daniel Wolkowicz. Luego del encuentro, quedé gratamente sorprendida por el auténtico deseo de insertarse todavía más en proyectos de carácter artístico.

Desde entonces ha habido un fljo constante de intercambio y colaboración que se institucionaliza con mi nombramiento de Profesora Consulta Honoraria en 2005. En lo personal, la Universidad ha colaborado en la producción de programas de video para mis curadurías en Santo Domingo, o en el Ciclo Paralelas y Meridianos de videos argentinos, suecos y noruegos en el Centro Cultural Recoleta de este año. Ha sido fundamental para solucionar temas de mi desarrollo artístico, como la programación de interactividad en la obra Border Line presentada en la Fundación Osde en 2007 y en la Bienal de La Habana en 2009, el diseño del packaging para mi video Lo Sublime Banal en ArteBa 2008.

La demanda propia de la expansión de mega muestras que incluyeran el tema de arte y tecnología ya había comenzado en la primera década del nuevo milenio. La Carrera había colaborado con proyectos de docentes en el Centro Cultural San Martín, en Fuga Jurásica en el Museo de Ciencias Naturales o con Estudio Abierto.

Romina Flores coordina la Productora de la carrera, es docente y la líder natural, un factor fundamental para la cohesión y organización de un grupo que contuvo la semilla de Proyecto Untitled. La Productora, seguramente surgió con un doble propósito, no solo brindar servicios de diseño multimedia para las necesidades de la Universidad, sino detectar los mejores talentos entre los alumnos para invitarlos a participar en una formación intensiva. Al crecer los pedidos de apoyo artístico se produce una nueva motivación que va mas allá de resolver problemas tecnológicos de proyectos que crucen el arte y la tecnología. Como curadora de Cultura y Media, proyecto del Centro Cultural San Martín, convoco a la Universidad para que presente una serie de trabajos para su primera edición en el 2006. Se montaron instalaciones de docentes y dos obras de egresados y alumnos Camas Calientes y Dialahogando. Pero es a partir del 2007 con la muestra Resplandores realizada en el Centro Cultural Recoleta, cuya curaduría realicé junto a Rodrigo
Alonso que propongo que el grupo debería tener un nombre artístico que los defia. Ya no se trata solo de asistir proyectos externos sino de crear piezas artísticas contemporáneas. Mi pedido se debía a que yo insistía en que una obra artística no puede ser simplemente el producto pedagógico, sino que abre la creatividad de un núcleo de personas concretas que la inventa e imagina. El arte no es institucional, mas allá de que en este caso la institución sea un factor fundamental para su concreción.

Nace entonces un nombre para algo que ya de hecho existía, el Proyecto Untitled, un colectivo de nombre ambiguo formado curiosamente no solo por docentes como el consagrado arquitecto Daniel Wolkowicz o la diseñadora Romina Flores, o parte de los alumnos de la Productora sino por la mismísima directora de la carrera de Diseño Multimedia, Alejandra Marinaro que se compromete no solo a nivel ejecutivo y docente, sino aportando una insospechada veta artística.

La obra que se realiza en esa ocasión es Escaleras, pensada el año anterior como un video expandido en un sitio específio la fachada exterior del Centro Cultural San Martín, y ahora concebida como video instalación. A partir de ese momento el grupo creador de la Universidad Maimónides tiene una identidad. Es Proyecto Untitled, con lo que afima ese carácter procesual y acumulativo, un vector de futuro. Además es untitled, no tiene título, es abierto, expandido y variará de acuerdo con quienes lo integren. La segunda colaboración del grupo con Cultura y Media también en el 2007 es Invernadero lúdico, en la vidriera de Sarmiento del Centro Cultural San Martín, una obra interactiva y poética que sorprendía al desprevenido ciudadano de Buenos Aires. En 2008 me llaman para escribir el catálogo de primera muestra colectiva en el Centro Cultural Recoleta: Naturaleza Intervenida donde se conjugaron proyectos de docentes o invitados especiales.
Cada obra es un trabajo de docentes artistas con la colaboración de alumnos. El grupo Proyecto Untitled participó además, en Onedotzero, Cultura y Media y Fase 1 con God of Weather, una obra interactiva mezcla de instalación y video juego que convierte al espectador en un demiurgo activo capaz de controlar lluvias, soles y tormentas.

Naturaleza intervenida fue un verdadero desafío para emprender el texto que acompaño la muestra. El eje había sido consensuado de antemano y las obras se hicieron en funcion de proyectos particulares de los artistas docentes Julia Masvernat, Dina Roisman, Augusto Zanela, Gabriela Golder, Mariela Yeregui y Joaquín Fargas con la consigna de intervenir un estadio de la naturaleza.

Lo que resolví entonces fue una interpretación sobre el trabajo del tiempo que surgía del análisis de cada una de las obras buscando capas de sentido a partir de tiempos míticos, continuos, pasados, presentes y futuros.
Imaginemos a una persona muy joven, recién salida del secundario tomando la decisión de estudiar la carrera de diseño multimedial. Ni el ni sus padres tienen demasiado preciso en que consiste, aunque todos piensan que es algo con futuro. Sueñan en quizá convertirse en los mejores diseñadores para la Web, tal vez que puedan crear un sitio que los haga famosos y ricos, o en ser los mejores creativos en video juegos o cabeceras para TV. De pronto, las experiencias artísticas le abren otro panorama, conocen la escena actual del arte. Festivales, centros culturales, galerías, ferias donde podrían ejercer su profesión. Toman contacto no teórico sino practico con artistas, lenguajes y operaciones artístico/tecnológicas. Ciertos conceptos son aprendidos no como glosarios de un libro teórico sino a través de vivencias concretas de creación de interactividad, de usos del tiempo real, site specifi, instalaciones, streaming, game art, bioart, video arte. Más aun, comprueban que toda creación artística es un complejo proceso de entrecruzamiento de usos y contradicción de la tecnología, formas y pensamiento que amplían la conciencia del mundo y de sí mismos.

 

Este artículo fue publicado en el libro
Artmedia 10 años
Editorial Científica y Literaria de la Universidad Maimónides
1ra edición, septiembre 2009