Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
11 septiembre 2017

“Cuando las ideas son claras, nada puede detenerlas”

Por Daniel Lambré
  • facebook
  • google plus
  • twitter

Así lo cree el director de cine y docente de la carrera Tecnología Multimedial de la Universidad Maimónides, Fabricio D´Alessandro.

Fabricio D´Alessandro, docente de la carrera Tecnología Multimedial de la Universidad Maimónides, es creador y director de proyectos de ficción, artísticos y publicitarios. Este año, estrenó su primer largometraje: “Oculto el Sol”, una película totalmente independiente que recibió varios galardones en diferentes partes del mundo. De licencia por unos meses, se encuentra en Barcelona trabajando en nuevos proyectos y dando clases de cine en FX Animation Barcelona Film School.

¿Que estás haciendo en Barcelona?

Estoy en Barcelona continuando mi carrera profesional como realizador audiovisual. Luego de haber estrenado mi opera prima en Buenos Aires, sentía la necesidad de moverme y expandir mis límites. Conectarme con otro tipo de estímulos que me hicieran volver a pensar en el cine desde otra perspectiva; y llegué a Barcelona. Además es una forma estratégica de conocer colegas relacionados con lo que sucede en Francia, Alemania, Suecia, etc., y conseguir acuerdos para apoyar aquellos proyectos que se relacionan con Argentina y España. Al mismo tiempo, estoy dando clases de dirección de cine en la escuela FX Animation Barcelona Film School, donde tengo la suerte de formar estudiantes de todas partes del mundo y llevar a cabo mis ideas de producción y creación cinematográfica.

Te tocó estar en Cataluña en un momento muy duro…

Los atentados en Barcelona nos dejó a todos un sabor amargo, y más a los que estuvimos cerca del trágico episodio. Pero yo creo que este tipo de eventos te abre los ojos, te hace entender muchas cuestiones del mundo que en el día día se ignoran, te despierta la curiosidad de saber y conocer más a otras comunidades, conectarte con la gente, ayudar y colaborar con quien más lo necesita. No creo que sea una momento inoportuno estar en Barcelona, sino todo lo contrario: Todos quieren vivir y trabajar acá, será por su clima, su gente, sus lugares y su cultura. Hay mucho por descubrir en cada recoveco y siempre está la posibilidad de viajar dos horas y visitar otra gran ciudad.  Es realmente intenso vivir acá.

Mientras tanto, en Buenos Aires se está proyectando tu ópera prima ¿Cuántas alegrías que te dio Oculto el Sol, no?

Después de estrenarla en la Ciudad de Buenos Aires, hemos conseguido programarla en San Juan, La plata y próximamente estará en Rosario, Tandil y Posadas, entre otros lugares. Las alegrías que me dio -y me sigue dando- este proyecto fueron muchísimas. No solamente por la crítica, sino porque la película me dio la posibilidad de conocer colegas de una calidad única y creo que eso es lo que más valoro de esto, además obviamente de haber aprendido tanto de este trabajo.

¿Cómo surgió la idea de la película?

Me habían invitado a la presentación de una muestra teatral que consistía en siete escenas cortas en duplas al mejor estilo Coffee and cigarettes, de Jim Jarmusch. No dudé en proponerles a sus intérpretes realizar una película de forma independiente (como lo hizo John Cassavetes en su opera prima “Shadows”) y desarrollar una idea que venía trabajando con mi hermano sobre las profundidades del inconsciente. Entre idas y vueltas pensé en un eclipse capaz de abarcarlo todo, que uniera todos los relatos y que funcione como metáfora de lo que nos sucede a todos al mismo tiempo, de lo importante que es la conciencia y las emociones en momentos de tomar decisiones. Además cuadraba perfecto con  el concepto de luces y sombras, fundamento en el que se basa la imagen.

¿Es una excusa o crees realmente en que pasan cosas cuando la luna no deja ver al sol?

Realmente pasan cosas, pero en el siguiente sentido: el sol sería la consciencia (la luz), la luna el inconsciente (la oscuridad, nuestra parte oscura), cuando se alinean podemos ver el inconsciente, que existe, y que no debe ignorarse; que hacerlo consciente es un signo de iluminación, de retar al destino, de poder ver más allá; y es así que estarán los personajes que sí podrán ver más allá y los personajes que no, como los espectadores con la película. Carl Jung habla de esto y dice que quien hace consciente la oscuridad alcanza la iluminación, lo que no se hace consciente se manifiesta como destino. Es complicado sí, pero es cuestión de ver la película y hacer el esfuerzo de ver más allá de nuestra consciencia.

¿No renegás de la influencia de la publicidad en tu arte? 

Cuando hago publicidad no busco sólo una imagen bonita que venda y haga agradable un producto, sino que cuando me llaman para hacer publicidad es porque están interesados en resaltar algún valor expresivo de una marca o producto a través de manifestaciones de otro orden. La mayoría de los proyectos publicitarios que me dieron satisfacción, no vendían un producto directamente, sino que buscaban interpelar las emociones del espectador. No puedo renegar de eso.  Para mí, es arte. De hecho, me ayuda a equilibrar la balanza entre el arte y la industria y me mantiene actualizado.

¿Cómo fue el proceso de realización considerando que lograste hacer la película sin ningún tipo de apoyo?

Hay una frase de Steve Jobs que dice: “Muévete cada día como si no tuvieras un centavo”. Pensar con dinero hace fluir tu energía y la de los demás de una manera. Pensar sin dinero es muy diferente. Es la mejor experiencia que recomiendo a cualquier artista. Hacer una película sin apoyo económico te conecta con tu parte más creativa, con tu parte más pura, con tu capacidad de resolver problemas de una manera diferente que termina sorprendiéndote y sorprendiendo a los demás. Para encausar un proyecto tan grande y de calidad, hay que armar un equipo de laburo alineado para trabajar en sincronía, con los mismos valores, con la misma meta. Todos deben estar buscando lo mismo, saber que lo importante es lo que se quiere transmitir y no su producción. Cuando las ideas son claras, nada puede detenerlas.

¿Volverías a trabajar de esta manera?

Siempre trabajo de esta manera, el camino de la creación requiere de mucho trabajo que rara vez es remunerado, quizá más tarde aparezcan los recursos económicos, pero el artista para crear debe empezar y no esperar nada a cambio. Uno no lo hace por dinero, lo hace porque lo siente. Cuando estás seguro de lo que querés y sabés a donde querés llegar, aparece gente desconocida que quiera invertir en tu proyecto.

Te leen chicos que sueñan con hacer su propio corto o largometraje ¿qué consejo le darías?

Creo que en todo lo que conté anteriormente son consejos, pero puedo agregar lo siguiente: concluí tu proyecto como sea con el objetivo de escuchar atentamente las críticas negativas. Serán el motor de lo que sigue.