Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
20 Octubre 2011

Excelente versión de Hamlet

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

La alumna Antonella Milidoni de la Cátedra de Humanidades de la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial, realiza un análisis sobre la obra teatral Hamlet, de William Shakespeare, según la versión puesta en escena en el Teatro Presidente Alvear en Octubre 2011, protagonizada por Mike Amigorena.

Excelente versión de Hamlet

Hamlet cuenta una gran historia en la que la locura se hace presente, junto a la venganza y la muerte. El personaje principal asume el rol de “loco” para conseguir así vengar la muerte de su padre, pero lo que a su vez juega un papel importante es la locura real que sufre la bella Ofelia. Su padre fue asesinado, al igual que el de Hamlet, y ambos viven una locura que es a la vez similar y diferente.

A lo largo del desarrollo de los diferentes episodios que ocurren en la historia, uno como espectador se va compenetrando e identificando con los protagonistas, poniéndose en sus zapatos, viviendo en carne propia cuáles son sus sentimientos. Esto es lo que se logra con las experiencias teatrales, que no son iguales a leer un libro o ir al cine, debido a la interacción y cercanía que se tiene con los actores en una obra teatral.

En contraposición con la lectura del libro, la experiencia vivida en el teatro es realmente única e incomparable, por el simple hecho de vivir y sentir más de cerca las realidades, los distintos hechos en la historia, y sobre todo la interpretación que le dan los actores al guión.

En mi opinión, Hamlet me pareció una obra muy interesante, bien puesta en escena, con actuaciones extraordinarias. Los actores, por su parte, con su excelencia hacen de las dos horas que dura la obra un momento único que el espectador vive en la sala. La música elegida y las partes en que una suerte de “banda en vivo” realiza sonidos, generan un clima de suspenso e intriga para quienes están siguiendo la historia que se cuenta. Me pareció un recurso muy bueno y bien utilizado. Tal es así, que creo está pensado para que el espectador no distraiga su vista del escenario en ningún momento. Por esto la historia es muy atrapante y logra llamar la atención por los diálogos (punto a favor para el guionista), por el tono que los actores le dan a sus líneas correspondientes, y por la claridad con la que se cuentan los sucesos de la historia.

Destaco la primera parte de la obra ya que se hace una introducción muy detallada de lo que tratará la historia. Se toma su tiempo necesario para esta “introducción” a los hechos, como las relaciones entre los personajes o las características y  propósitos de cada uno, y resulta muy favorable para la comprensión de toda la trama. Y, por otro lado, destaco el final de la obra, en el cual se genera la mayor tensión por la sucesión de muertes que ocurren en una misma escena.

En conclusión, es una tragedia interesante en la que el protagonista lucha por conseguir lo que desea, aun así cuando ese deseo lo lleva a la muerte. Surgen varias partes en las que el drama se adueña de la función, dejando expectante al público, intrigado por saber qué es lo que sucederá después. Es el dramático final de la obra el que me ha despertado una mezcla de diferentes sentimientos. Al haber distintas muertes en una misma escena, es cuando termino de analizar por completo cuán diversas pueden ser las historias individuales que llevan consigo cada personaje, y cómo todas ellas culminan en dicha escena.

Creo es una propuesta altamente recomendable a nivel trama y a nivel teatral. Es una experiencia distinta, situada en una época determinada, y muy bien lograda.

Para más información sobre la Carrera de Multimedia, comunicarse al 4905-1162/ 1157, multimedia@maimonides.edu