Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
14 Noviembre 2010

Los alumnos opinan sobre las grandes obras del teatro universal

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

A continuación presentamos unos de los trabajos prácticos realizados por los alumnos de 1° año de la cátedra Humanidades. En este caso, la opinión de Luis Nesi sobre una de las grandes obras del teatro universal: “El burgués gentilhombre”, de Moliere.

“El burgués gentilhombre” es una obra escrita Molière (Jean-Baptiste Poquelin), quien fuera un gran actor y dramaturgo, considerado el padre de la comedia francesa. La obra es una comedia-ballet compuesta de cinco actos en prosa, y fue estrenada por la compañía de Molière el 14 de octubre de 1670 en la corte de Luis XIV. La comedia-ballet es un género dramático, musical y coreográfico creado por Molière para su obra “Les Fâcheux”, mezclando música y danza en una acción única. Se basa en sucesos contemporáneos y muestra a personajes comunes de la vida cotidiana, en donde el matrimonio era, a menudo, el tema central.

La obra trata de un burgués muy acaudalado, el Sr. Jordain, que busca abrirse paso para pertenecer a la nobleza. Como se trata de una persona que es muy ingenua y bastante ignorante, se ve en la necesidad de contratar distintos maestros que le enseñen las artes de la música, la danza,  las armas y la filosofía, buscando de esta manera adquirir los modales aristocráticos de quienes frecuentan la corte y así convertirse en una persona distinguida como siempre soñó.

Por otro lado el Sr. Jordain se ve envuelto en una falsa amistad con un noble que ha caído en bancarrota (el conde Dorante), quien “ayuda” al Sr. Jordain a conquistar a la marquesa Dorimene, enviándole costosos regalos mientras se aprovecha del protagonista quitándole su dinero.

Basados en lo estudiado en la cátedra, podemos ver reflejados en esta pieza teatral los comportamientos explicados en el libro de José Luis Romero “El estudio de la mentalidad burguesa”, en donde analiza el complejo de inferioridad de la burguesía y sus ansias de equipararse a la nobleza. A medida que esta burguesía, a través del comercio, alcanzaba un poder económico muy fuerte, comenzó a anhelar el prestigio y el poder que hasta entonces eran disfrutados por la aristocracia. Mientras tanto, los maestros de las distintas artes vieron su oportunidad de obtener nuevas fuentes de ingresos, ya que ahora no dependían solamente de trabajar para la aristocracia, que ya había perdido el poder económico en manos de la burguesía.

No debemos olvidar que la fuente de ingresos de la burguesía se basó en el comercio y el esfuerzo individual; sin embargo, con el pasar de las generaciones sus familias fueron heredando las vastas fortunas producidas por estos trabajadores. En sus comienzos esta burguesía no se preocupaba por formarse culturalmente, ya que en la mentalidad de estas personas el trabajo y el dinero eran la única manera de alcanzar una vida plena. Sin embargo, las sucesivas generaciones de herederos comenzaron a darse cuenta que a través de la cultura podrían abrirse paso entre los aristócratas, quienes se aprovechaban de los burgueses para llenar sus arcas.

La adaptación realizada por el grupo Yopoloko y dirigida por Adriana Tello me pareció bastante interesante. Si bien no conocía la obra original, la propuesta realizada me pareció muy bien lograda, tomando en cuenta el presupuesto claramente bajo de la obra. Un detalle que no puedo obviar es que me pareció que la adaptación, en vista de sus bajos recursos, pudo haber respetado un poco más el género de la comedia-ballet, sin inclinarse tanto por la comedia teatral, ya que a mi entender la música y la danza podrían haber tenido un trato más protagónico.