Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
26 Agosto 2010

Un resumen del Caso Fibertel

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

En poco más de 80 días, la empresa del Grupo Clarín deberá dejar de prestar servicios de Internet. El Gobierno garantiza el mantenimiento de las condiciones de competencia existentes en el mercado, al mismo tiempo que varios especialistas opinan que redistribuir en tres meses a un millón de usuarios no es para nada probable.

Tras el anuncio del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ningún hecho indica -por lo menos hasta el cierre de esta edición- que en poco más de 80 días la empresa del Grupo Clarín deberá dejar de prestar servicios de Internet.
Ahora bien, ¿qué sucederá con los más de 1.5 millones de usuarios que actualmente abonan las prestaciones de Fibertel? En los siguientes párrafos algunas de las afirmaciones más resonantes de los últimos días:
Por un lado, el Gobierno asegura que existen más de 380 operadores de servicio en todo el país y de hecho la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) dio a conocer, días atrás, el listado de proveedores alternativos a las grandes compañías (Telefónica y Telecom) para que los actuales clientes de la compañía de Cablevisión S.A. puedan migrar de prestador, en menos de 12 semanas.
En la misma dirección, a través de un comunicado, el Ministerio de Planificación señaló que “con motivo del dictado de la resolución Nro. 100/2010, que dispuso la caducidad de la licencia para la prestación de los servicios de telecomunicaciones, cuya titularidad se encontraba a nombre de Fibertel S.A., la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y la Comisión Nacional de Comunicaciones “garantizan el mantenimiento de las condiciones de competencia existentes en el mercado”.
Desde otro lugar, varios medios consideraron importante dar a conocer la opinión del consultor en telecomunicaciones, Enrique Carrier, quien en diferentes oportunidades manifestó que “las proveedoras de Internet absorbieron  -en los últimos seis meses- a 200.000 nuevos usuarios, de modo que redistribuir en tres meses a un millón de usuarios no parece probable”. Carrier no considera posible que ninguna empresa, incluyendo a Speedy o Arnet, tenga la capacidad para distribuir nuevos módem, tender nuevas conexiones y, sobre todo, adaptar los soportes técnicos, habituados a no más de 30.000 consultas por mes.
Para contrarrestar este y otros testimonios al respecto, el Ministro de Planificación, informó -también esta semana- que por instrucciones de la presidenta Cristina Fernández, en 120 días “el Estado estará en condiciones de ampliar el servicio gratuito de Internet con wi-fi en todo el país” al mismo tiempo que Clarín publicaba en su web que en San Luis la implementación del wi-fi tomó 6 meses sólo de instalación técnica y la provincia ya contaba con una infraestructura de banda ancha montada sólo para ese fin.
Concluyendo el resumen de este ida y vuelta sin pocos precedentes, hay dos cuestiones que no despiertan tanta polémica por su carácter de definitivas: De cumplirse la resolución oficial, junto con la empresa debería desaparecer todos los correos electrónicos @fibertel.com.ar, que muchos usuarios utilizan como su correo principal porque tiene la doble ventaja de ser correo tipo “pop” -queda fijo en el Outlook de la computadora- o también como correo tipo “web-mail”, con las mismas prestaciones de, por ejemplo, gmail.
Finalmente y si efectivamente Fibertel dejase de existir, ningún usuario podrá continuar utilizando los servicios de la compañía aunque parezca lógico. En este sentido, el interventor Comisión Nacional de Comunicaciones, Ceferino Namuncurá, ratificó que “dentro de la resolución se ha establecido un tiempo de servicios”, tras el cual el servicio de Fibertel caducará.
Fibertel, todavía opera en 45 ciudades, y es el tercer mayor proveedor de Internet de Argentina, con 1,5 millón de clientes e ingresos que en el primer semestre ascendieron a $ 480,2 millones, un 26,4% por ciento más que en igual período de 2009, según el último balance de Cablevisión publicado por Reuters, hace menos de 72 horas.