Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
24 Diciembre 2009

Entrevista a Pedro Paleo, docente y egresado de la licenciatura en tecnología multimedial

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

El licenciado Pedro Paleo es egresado de la primera promoción de profesionales multimedia surgidos de la Universidad Maimónides, allá por el año 1997. En la actualidad -como él mismo dice-, reparte su  “inagotable tiempo laboral” en tres grandes áreas: es docente en la Universidad Maimónides y en el IUNA, responsable de su propia empresa Rumbia Multimedia (www.rumbia.net), además de ser el webmaster y coordinador de un equipo de trabajo interdisciplinario, también en el IUNA .

“Todos sabemos que los días de los multimediales no son de 24 horas como los del resto de los mortales” comenta con buen humor dispuesto a responder las preguntas.

¿Cuál es tu opinión sobre los cambios que se produjeron en la carrera que cursaste y de la que hoy sos docente, desde sus inicios hasta hoy?

Estoy convencido de que los cambios son necesarios, y en la carrera se han hecho infinidad de cambios desde los tímidos comienzos allá por el año 1997 hasta el día de hoy.
En un mundo tecnológico tan cambiante como en el que vivimos, pecaríamos de soberbios si decimos que todos los cambios fueron acertados o que todos fueron desacertados, hemos sido testigos de muchos y algo que no se puede negar es que siempre se trabaja para mejorar, reorganizar y superarnos.

¿Cómo te definirías en lo profesional?

Profesionalmente, encajo a la perfección con el perfil de la carrera, soy un gestor de proyectos condimentado con un poco de aquí y otro poco de allá. Soy, al igual que todos los egresados, una mezcla bastante bien balanceada de programador, diseñador, artista y administrador.
Aunque mi preferencia es la programación nunca dejo de lado los demás aspectos al encarar un proyecto.

¿Cuál creés que es la importancia de la programación en los proyectos multimediales?

Sin duda alguna el papel que tiene la programación en cualquier proyecto multimedial es preponderante, juega un rol tan importante como lo juegan las otras áreas. En un proyecto multimedia se pueden apreciar en todo su potencial las distintas disciplinas involucradas: tanto programación como arte y diseño.

¿Por qué decidiste estudiar una carrera que en su momento no existía en el mercado?

Siendo totalmente franco me gustó la carrera porque tenía la posibilidad de una disciplina “exportable”, que podía utilizar en cualquier lugar del mundo sin mayores problemas.
Siempre tuve la idea de hacer mi experiencia en el exterior y con la carrera de multimedia se daba la ecuación perfecta, un área que me gustaba y una carrera que me daba la posibilidad de continuar mi trabajo donde quiera que fuera. Después, por las vueltas de la vida, la pareja, la familia y las oportunidades, me terminé quedando aquí.

¿Cuál crees que es el perfil del Licenciado en Tecnología Multimedial hoy?

En cuanto al perfil de la licenciatura hoy, a pesar de los cambios, no se ha perdido en ningún momento la esencia y sigue siendo una carrera universitaria de formación de profesionales con injerencia en distintas áreas. Seguimos siendo, como me habrán escuchado decir alguna vez, los ni ni ni ni, (ni diseñadores, ni programadores, ni artistas, ni administradores) sino que tenemos un perfil que nos permite interactuar de manera más abarcativa con cada una de esas áreas y poder llevar adelante proyectos de lo más variados.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?

En la actualidad estoy trabajando en varios proyectos de variada magnitud, algunos para clientes de aquí y otros para clientes en España, que van desde sitios web hasta el desarrollo de aplicaciones online.

¿Qué es lo que más te interesa de la tarea docente?

La tarea docente, más allá de disfrutar trasmitiendo conocimientos, me brinda la invaluable oportunidad de mantenerme actualizado en un mundo de constantes cambios, no solo tecnológicos. La docencia, sobre todo en la función de tutor de tesinas, tarea que desempeño desde hace algunos años, primero con Martín Groisman y en la actualidad con María Ledesma, nos obliga a interactuar todos los años con nuevos desafíos que los alumnos proponen a través de sus proyectos.

¿Qué le aconsejarías a un estudiante de la carrera?

Mi consejo es que aprovechen las instancias de formación en su conjunto, en todos sus aspectos -programación, diseño, arte y administración-, hasta el hartazgo y sin desaprovechar ninguna, porque después que uno sale de la burbuja universitaria el día a día es más complicado, y los tiempos disponibles para continuar la formación profesional se reducen considerablemente.

Respecto de sus años de formación, Pedro nos comenta que aunque no puede nombrar a un único referente en el área de Multimedia, reconoce que de todas las fuentes que abrevó consiguió recoger algún aporte de valor. Ese eclecticismo, tan necesario a la hora de ser creativo, importa además un desafío para quienes quieren conocer las nuevas tendencias y mantenerse actualizados