Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
23 mayo 2009

El nuevo libro de Alejandro Piscitelli

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

Ana Clara Dalla Valle, la Nativa Digital, realizó la presentación del nuevo libro de Alejandro Piscitelli “Nativos digitales” en la 35º Feria del Libro Internacional de Buenos Aires, y cuenta su experiencia, que gentilmente comparte a continuación, en el blog http://www.nativos-digitales.com.ar/.

Sobre mi presentación de Nativos Digitales

Por AnaClara Dalla Valle

Orígenes

Siempre dije que el que busca, sabe si encuentra. Al menos espera encontrar. Sólo lectora de pocas cuestiones de Paulo Coelho, -y por cuestiones de afirmar conocimiento de mundo- creo que casi, tiene razón. Es cierto que a veces, el universo te da una mano.

El viernes fue la presentación de una obra que “devoré con devoción”, en muy poco tiempo, a una velocidad impecable y leyendo todos las notas al pie, que son casi la tercera -sino más- parte del libro. Un libro de cuatrocientas páginas, y cincuenta de bibliografía que refleja la amplitud, la calidad, la intensidad, de lecturas de su autor, “mi maestro no formal, Alejandro Piscitelli. “Nativos digitales. Dieta cognitiva, inteligencia colectiva y arquitecturas de la participación”, vio la luz en la 35° Feria Internacional de Libro de Buenos Aires, justo en la Alfonsina Storni.

Allí corporicé a buena parte de los personajes que leo y encuentro en Facebook, que sé que twittean y comparten el mismo espacio de trabajo: El Proyecto Facebook. Nuevamente me reuní con Raúl Drelichman, cuya amabilidad/afabilidad lo hace a uno, sentir parte de cualquier parte. Da gusto saber que existen personas como él (sabe de mis gracias), Melania Ottaviano, con quien espero crecer y crecer, pura disposición, al igual que Ana Laura Rossaro -con la misma armonía comprometida que en las redes-, Roberto Guareschi, con quien dialogamos como conocidos de siempre y cenamos una fantástica y convergente pizza), Martín Grosz, llegado hace una semana de Atlanta, de su pasantía en la CNN, Mara Balestrini que me dió excelentes pistas acerca de como armar el eje narrativo de la presentaciòn, Sebastián de Toma y Carolina Gruffat, de la Cátedra, y gente de Educ.ar y Santillana, que admiro y sigo, que leo y auguro como espacios de trabajo, de crecimiento.

Estuve face to face con la mayoría, por primera vez. Y fue un gustazo.

El libro es un hecho, y los nativos somos su hecho y objeto de estudio y descripción. En otro post, desarrollaré las ideas about us, pero ahora quiero destacar las ideas que “no podemos no ver” del último libro de Alejandro, que ya lo han pedido españoles, mexicanos y habitantes de países post Argentina.

Está claro los recorridos infinitos que lo llevaron hasta allí.

El libro, según su autor, es chozno de libros de Don Tapscott , de nuestra Biblia, “Convergence Culture”, de Henry Jekins, de “Generación Einstein” y de otros tantos de autores que leímos o que son obligados: (dos) Fischer, Gladwell, Guinzburg, Gardner, Florida, unos cuantos/as Jackson(s), Harrington, Freire, Pisani, Scolari, Dischman, Foucault, Carr y mas A, más F, más J, como iniciarias de una populosa lista de influencias bibliográficas/prácticas. Pero por sobre todo, de “El maestro ignorante”; de Jacques Ranciere, cuya esencia está en la capacidad de enseñar lo desconocido, de priorizar y apostar a la emancipación intelectual, a los desafíos.

THE BOOK

Si las bases son buenas, el árbol es mucho mejor. Y lo digo, no sólo desde lo teórico, sino desde lo práctico. Su trabajo logró describir(nos) como somos. Pero además, dio pautas de cómo hacernos útiles.

En el primer capítulo, las definiciones, los soportes. Soy nativa -pregunta que hice en mi PPT- ¿por condición o por elección?. Al menos, somos “una clase cognitiva nueva“. Ni todos los sub 20 somos nativos, ni todos los more than 20, son inmigrantes. El contacto con los medios digitales de producción, el aprendizaje de sus usos y recovecos, la implementación de cada uno de ellos, en función del crecimiento compartido, son algunas cuestiones que nos identifican. Y que el libro refleja en demasía. Somos mucho los que pasamos gran parte de nuestra vida, en la web. La clave del capítulo, que las instituciones, los adultos, los que tienen poder o por sus títulos, o por su situación laboral o por su posición o…..nos aprehendan, y aprendan a ver y enseñar lo “viejo con ojos nuevos”. Admitan el cambio epistemológico. LA ayuda, para quienes quieren saber, quiénes somos.

Tanto en el segundo como en el tercer capítulo, se manifiestan cuestiones polémicas, y se trata un tema que comenzó a teorizarse no mucho tiempo atrás, como buena parte de los conceptos comunicacionales con los que trabajamos. Es una defensa de los videojuegos justamente, porque son plataformas interactivas. Es una apuesta a su implicancia en la educación. A jugar se ha dicho.

El cuarto capírulo es un “open your eyes and do zapping“. Con la TV se puede pensar!! El flamante autor de “Romeo y Julieta”, hoy seguro sería guionista de TV, porque el contenido desarrollado, tramado en las series que podemos ver, es realmente (y gracias a Dios), inimaginable y digno de narrativas literarias. El hecho de requerir nuestra atención, de que no podamos adivinar qué es lo que viene, nos incita a pensar y es agradecible .La TV, brinda desde hace ya tiempo programación para movilizar e intensificar las sinapsis. “Video TV, ergo sum”

El capítulo cinco, casi no debería describírselo. Así se quedan con las ganas y lo leen igual que yo. Describe a los bárbaros de Google, y el cambio de órdenes cognitivos, de búsquedas de información en lugares que no son libros. Nos mira como receptores activos en los procesos de educación y de trascodificación. Fantástico.

Se continúa de modo creíble con el sexto capítulo. “La alfabetización digital como nueva infraestructura del conocimiento“. Aprendemos, no escuchando, sino haciendo. Siendo parte de, interactuando, creando. No puedo pasar al próximo párrafo.

Porque el capítulo siete, con idea de priorizar la educación, cita y explica que las industrias del conocimiento, para serlo, deben ser industrias del deseo. Es un capítulo, realmente hermoso y literario. Las docentes deben ser mediadoras, deben abrir cabezas y por sobre todo, generar conflictos. Generar interrogantes, dudas. Manual de instrucciones para educadoras. (y para educandos, naturalmente)
El capítulo ocho, es producto de sus cinco años de gestión como Gerente General de Educ.ar y refleja las acciones, las líneas y objetivos de gracias a los cuales lograron posicionar el portal, donde está hoy. Un reflejo de cómo lo que se dice y piensa, puede ser acto, si hay gentes y mentes, con ganas de.

El capítulo nueve viene a citar cuestiones que se definen desde hace un tiempo: software social, inteligencia colectiva, la base es que el conocimiento hoy se construye entre todos, para y por todos, en cualquier espacio, formatos de los más diversos. Se encarga de su descripción técnica, específica y como siempre, práctica.

Del capítulo diez me quedo con el “rip, mix and burn” y con la idea que la arquitectura es la política de la red y que somos prosumidores. Frases y conceptos célebres que hablan de cómo se produce hoy, cómo se crea hoy, qué es lo que se hace, con toooooooodooooooo lo que hay. Y qué somos, en función de ello.

Del capítulo once se agararrán los epistemólogos. Estamos ante cambios, rupturas masivas, virajes conceptuales, congnoscitivos impensados, no solo por la magnitud, sino por la rapidez con la que se vienen/seguirán produciendo. Y termina más allá de lo conceptual: “los fabricadores personales digitales usarán como materias primas conductores, semiconductores e insuladores” .

Remata con el capítulo doce “el periplo” de conocimientos desarrollados. Sólo, así, sutilmente, en la introducción nos adelanta, que en este capitulo tenemos que ver que “la tecnología no es una ficción instituyente y por consiguiente, sin un remixaje entre Estado, mercado y producción par a par, lo que vemos no es una utopía digital realizada sobre la tierra, sino un escenario confuso y peligroso como tantos (sino más) retrocesos como progresos“.

Pero tranquilos, el libro se trata de mucho, mucho más.

Mi presentación

La mirada paternal de Raúl, la describió como mi consagración. Y me da alegría:)

Heloísa Primavera, en un mail posterior a la presentación citó a Fernando Flores, en una entrevista que ella misma, le había hecho: “hay que estar en las conversaciones que importan.” Y yo, que entre nativa y apurada, hace tiempo recorro un montón de espacios, sé que estaba donde debía estar.

Además, estaban ellos y ellas. Jamás podría ser, sino fuese de la mano de mi familia: mi abuela Piru, monumental como siempre, compró la “camarita digital”; y con ella partimos. Mamá, que me transmitió la pasión por los libros, y la entrega a la educación, estaba ahí. Es ella, quien apostó a mis incoherencias, y por motus propio, por intereses suyos, consiguió y armó computadoras de todos lados, y gestionó banda ancha para la Escuela N° 227 “Bernardino Rivadavia” de mi Pujato, donde es Directora, para que podamos “digitalizarla”. Obvio, mi papá, “el incondicional”, es una persona fundante, sostenedora y pacífica. Jamás haría algo para sí mismo. Todo fue y es, por nosotros cuatro. Digo cuatro: los tres hermanos más maravillosos de la existencia: Ana Laura, Manuel y Gaspar. Ellos, que son mucho más grandes (de corazón y cuerpo) que yo, estaban conmigo a la distancia.

Presentar un libro, presentar el libro de un grande, presentar el libro de un grande en la Feria más grande, es poco mas de lo que alguna vez soñé. Aunque admito, siempre lo soñé…en el patio de casa, hablando sola, discursando a las mandarinas (que este invierno, si no es invierno, no vienen)
Ahora el desafío es más grande. Me vieron y escucharon algunos minutos. Ahora empieza, siguen, los actos. El agradecimiento a quienes nombré, a quienes intervinieron hoy o hace unos años, para que la web nos encontrara, G R A C I A S T O T A L E S!

Espero haya sido convergencia de puertas de entrada a lo que siempre quise/quisimos creer, crear, crecer.

El libro es una real maravilla, un circo. Como bien le dije a su autor, cuando leo, necesito links. Aquí sobran. Para docentes, dirigentes, CEOs, nativos, interesados, curiosos.

Me quedo, para resumir lo que sentí, para adelantarme a lo que quiero ocurra, con las frases de los que saben de la vida.

La que dice mi abuela, desde hace años “El futuro está en la www.com.” La que dijo Steve Jobs, “Seguid atolondrados, seguid hambrientos“. La que dice Alejandro, que le dijo Tati “Hay que circular“.

La nota “Sobre mi presentación de Nativos Digitales” fue publicada originalmente en http://www.nativos-digitales.com.ar/?p=92#more-92