Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
28 mayo, 2009

Arte Digital, el gran ausente

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

ArteBA 09 – 18 Feria de Arte Contemporáneo

22 al 26 de mayo de 2009 en La Rural – Buenos Aires

 

 

 

 

 

Con gran afluencia de público disfrutando de los más de 800 expositores de arte contemporáneo argentino y latinoamericano, ArteBA 09 se confirmó una vez más como el eje donde constelan galerías, artistas y medios especializados. Dedicada este año especialmente a Rómulo Macció, León Ferrari y Santiago Puente, la Feria volvió a reunir a los nombres consagrados, los valores emergentes y los representantes de las nuevas tendencias, todos de cara a un público ávido que observaba con atención y celebraba a los más osados y creativos.

Sin embargo, a pesar de la abundancia de obras y de la probada capacidad que tiene la Feria de atraer al público en general –aquellos que no suelen frecuentar el circuito artístico- fue notable la baja participación este año de artistas digitales.

Apenas poco más de una docena de fotógrafos digitales, unas cuantas reproducciones serigráficas y algunas video-instalaciones resultaron ser una muestra escasa, inmersa en el océano de pinturas, esculturas e instalaciones de variada factura que colmaron la Rural. Las técnicas más tradicionales de arte –pintura, escultura e incluso fotografía analógica- prácticamente monopolizaron un espacio que por definición suele ser ecléctico y abierto a nuevas experiencias.

Es difícil aventurar una explicación de por qué el arte digital se constituyó en el gran ausente de esta edición de ArteBA. Tal vez la falta de interés de los artistas del rubro cibernético por exponer en la Feria se deba a que si bien ésta se constituye en una excelente vidriera para mostrarse tanto al público raso que sólo viene a husmear y curiosear como para los potenciales compradores de paladar negro, ArteBA no resulte tan eficaz a la hora de atraer al público del digital art. Otra posibilidad –que tal vez sea complementaria de la primera- es que la tribu de los digitales prefiera otras formas de acercarse al circuito de exposición, otras alternativas para darse a conocer a la gente, y ArteBA resulte ser un marco excesivo y con poca afinidad, falto del feeling adecuado.

Cualesquiera que sean los verdaderos motivos –incluso dejando la puerta abierta a que se trate apenas de una casualidad-, la ausencia masiva de arte digital no empañó la calidad de la Feria, que se caracterizó por el gran nivel de lo expuesto y por la alta aceptación del público. Pero, igualmente, se sintió la falta de un segmento tan rico e importante en el quehacer de las artes visuales actuales. Una mayor participación del digital art le hubiera brindado a esta versión de ArteBA, sin dudas, todo el brillo que el nuevo arte del siglo XXI puede aportar.

 

 

Más notas del autor: diversidaddeideas.blogspot.com