Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
23 diciembre 2008

Recorrido por las realizaciones de Proyecto Untitled

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

“Artistas incitadores al asombro”. Así el periodista Federico Kukso de Crítica Argentina definió días atrás al “Proyecto Untitled”, el colectivo creativo integrado por directivos, docentes y alumnos de la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial de la Universidad Maimónides; en los primeros párrafos de una interesante nota publicada en las páginas culturales del diario que dirige Jorge Lanata.

Es que la Dra. Alejandra Marinaro, el Arq. Daniel Wolkowicz, la diseñadora Romina Flores y el resto de los “Untitled”: Martín Alterisio, Fernanda Amenta, Facundo Colantonio, Martín Fernández,  Guido Gardini, María Eugenia Rodríguez, Silvio Vitullo y Juan Zerbini Berro; no han hecho otra cosa que sorprender y cosechar elegíos fruto del esfuerzo, la originalidad y el talento que le han impreso a cada uno de sus desarrollos multimediales.

Comenzaron a trabajar en conjunto en el 2006, interesados en explorar los alcances del vínculo entre el arte y las nuevas tecnologías y presentaron durante ese año dos videoinstalaciones: “Dialahogando”, nada menos que en el Centro Cultural Recoleta y “Escaleras”, en la fachada del Teatro General San Martín.

En el primer caso, crearon una estructura piramidal con tres ladrillos de vidrio en los que se proyectaban imágenes, con la que se invitaba a interactuar al público a través de un micrófono. En uno de los ladrillos se veía a un obrero que trabajaba cuando lo miraban, en el segundo había un personaje que trabajaba siempre y en el tercero, el jefe que dormía. El público tenía que despertarlo.

Para “Escaleras” tomaron imágenes del estudio del movimiento del ser humano realizado por el fotógrafo inglés Eadweard Muybridge a fines del siglo XIX, y las contrastaron con las nuevas interpretaciones de la figura del hombre en personajes de los videojuegos.

Deseosos de continuar creciendo e investigando, se interesaron a partir de ese año en incorporar elementos biológicos a sus obras, para lo cual invitaron a participar  a científicos, artistas e investigadores del área,  siendo un colectivo pionero  en la Argentina en el desarrollo de obras de bioarte.

La primera manifestación creativa de esta nueva etapa del “Proyecto Untitled”, lo encontró nuevamente en el Centro Cutural General San Martín presentando “Invernadero lúdico” en el marco del evento de vanguardia “Cultura y Media” (del 18 al 21 de septiembre). Esta instalación interactiva consistió en crear un ecosistema artístico poblado de orquídeas concebidas in Vitro y preservadas en envases independientes, que planteaba desde su concepción el conflicto de naturaleza construida, alentando al espectador a participar en este ciclo.

Días más tarde, esta vez en el festival internacional “Onedotzero_adventures in motion” (Centro Cultural Recoleta, 26, 27 y 28 de septiembre), el colectivo creativo de la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial dio a conocer por primera vez la obra “God of Weather”: un puzzle en forma de videojuego/instalación donde el jugador debía controlar las fuerzas climáticas en un entorno simulado mediante gestos de su mano (capturado con un wiimote).

“God of Weather” brindó la posibilidad de ampliar imaginariamente los límites de las capacidades de aquellos que interactuaron con ella, tomando el rol de un dios. Ocupar este lugar les devolvía un sentido místico de los movimientos. Buscando la continuidad y descifrando las señas se afectaba el estado clima; y echando un fenómeno sobre otro se conseguía desatar sorprendentes estados climáticos, justamente jugando a ser el dios del clima.
Tras el éxito de la obra, la Universidad Maimónides volvió a presentarla en otros dos importantes festivales: “EVA 2008” (Encuentro de Videojugadores de Argentina) los días 15 y 16 de noviembre, y en “Fuga” en el Museo Metropolitano, el 21 de noviembre.

Antes, prácticamente todo el mes de octubre y hasta el día 2 de noviembre, “Proyecto Untitled” participó del evento más importante del año, en lo que respecta a arte multimedial, otra vez en el prestigioso Centro Cultural Recoleta: la muestra “Naturaleza Intervenida” (curada por Graciela Taquini).
Para el importante encuentro, “Proyecto Untitled” convocó al artista Joaquín Fargas y a los científicos Nora Mouzo, Nicolás González, Evelyn Shibber y Carolina Pavlotzk y desarrollaron la obra “Incubaedro”, una realidad geométrica interactiva en la que funcionaba una naturaleza construida, como aquella que se encuentra dentro de las estructuras cognitivas de un científico, para reconocer los parámetros de la naturaleza y hacer que esta subsista por medios artificiales.

En el mismo escenario, pero esta vez con el apoyo y talento de Mariela Yeregui -premiada internacionalmente en varias oportunidades- los artistas de la Escuela de Comunicación Multimedial desarrollaron la obra “Máquina de Lluvia”, que también indagaba fenómenos naturales pero en esta ocasión a partir de medios mecánicos y haciendo hincapié en la creación: La naturaleza era re-interpretada por la máquina, proponiendo en su lugar una suerte de doble mecánico de lo natural. Así, lo natural y lo artificial enhebran una relación dialéctica y cohabitan en el seno de este gran mecanismo. La lluvia caía incesantemente por medio de sistemas hidráulicos y mecánicos recordando la supremacía de la máquina dentro de determinado recorte del pensamiento occidental moderno. Y sin embargo, a pesar de que lo mecánico estaba en la base de la generación de lluvia, ésta permanecía siendo lluvia, poniendo así también a la naturaleza en el centro de las miradas.

“Sonorama”, “Plata Quemada”, “Variaciones” e “Inmortalidad, Fase 1”
Las salas 4 y 5 del Centro Cultural Recoleta fueron escenario de las obras de “Proyecto Untitled” pero también de otras realizaciones de alumnos y docentes de la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial de la Universidad Maimónides. De hecho, el recorrido comenzaba en la Sala 4 con “Sonorama” (a cargo de los docentes Julia Masvernat, Dina Roisman y Leticia Obeid) que era atravesada por los espectadores invitados a detenerse y apoyar sus orejas para escuchar sonidos provenientes de unos parlantes colgados desde el techo de la sala. La idea central del trabajo consistió en investigar este tema a través de un relato en el espacio. Explorar la espacialidad del sonido, su relación con lo visual y la información que provee.
Si el visitante continuaba, se encontraba con “Plata Quemada” (realización del Profesor Augusto Zanela, sus colaboradores Ricardo Wauters y Facundo Andicoechea y alumnos de primer año de la cátedra de Fotografía), el testimonio de una serie de acciones desarrolladas en el campo donde se incendió la imagen de un billete de un millón de pesos ley 18.188 argentinos, se utilizó la figura del billete de esa denominación por pertenecer a un pasado reciente de la historia de nuestro país donde se vivió tal alteración de la economía doméstica que pareció rozar el absurdo, al punto de emitir billetes con cifras actualmente impensables tanto a nivel de la economía local como internacional.

El recorrido de los admiradores del arte digital continuaba con “Variaciones” de la artista Gabriela Golder y los alumnos de la cátedra Técnicas Audiovisuales, donde básicamente se invitaba a pensar qué es lo que ve cuando se mira, utilizando para esto fragmentos de video y textos registrados y creados por treinta personas diferentes, luego de los cuáles se procedió a elegir palabras clave que aparecían repetidas en más de un escrito, situaciones que se repetían en las distintas miradas.

Finalmente, “Inmortalidad, Fase 1”, (Joaquín Fargas) completaba la Sala 5 del C.C. Recoleta acompañada por las obras ya mencionadas. La creación de Fargas -colaboraron también alumnos de la cátedra de Robótica y la Profesora Natalia Mateweki – era una instalación conformada por la combinación de células de corazón cultivadas in Vitro, una Interfase y un sistema multimedial. Este conjunto orgánico se convertía metafóricamente en un corazón que tiene como objetivo permanecer latiendo indefinidamente.

Los latidos del conjunto se manifestaban como sonidos y luces rítmicas. La forma de las ondas se reflejaba en gráficos que se proyectaban sobre las paredes de la instalación o en displays. El sistema interaccionaba con el público. Al percibir la presencia del mismo en forma real o a través de la Web, Inmortalidad aceleraba sus pulsaciones, aumentando el ritmo sonoro, lumínico y modificando los gráficos.

Auspicios

Durante el 2008, la Universidad Maimónides no solamente fue generadora de ideas, obras y proyectos sino que también acompañó con su nombre y prestigio a dos importantes festivales que año a año recogen cada vez más adeptos: “Tecnoescena 2008” (Centro Cultural Recoleta) y “Sinestesia 2008” (Espacio Urania-Giesso).

En el primer caso, la casa de estudios auspició a uno de los pocos eventos que reúne propuestas propuestas de nuestro país, Chile, México, Colombia, Perú y España. Se trató de espectáculos teatrales, performances, proyecciones, instalaciones, conferencias, workshops y talleres, con especial énfasis en la actividad escénica y en la construcción de un espectador interactivo.

Por su parte, el ya consagrado “Sinestesia” propuso hace tan sólo algunos días, y como en los último años, el cruce de sonidos, imágenes y movimientos que conforman una escena única, diluyendo los límites de lo perceptivo para integrar, reunir y cruzar.

Finalmente, la Universidad Maimónides auspició a una de las pocas realizaciones que combinaba teatro y multimedia: “El viaje a ninguna parte”, en el Belisario Club de Cultura, con la participación de Facundo Di Pierro, alumno de cuarto año de la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial, como Asistente de Producción)