Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
15 Mayo 2005

Entrevista a Damian Micenmacher

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

El valor de la educación en Argentina

Damián Micenmacher, mas conocido en el medio como Mich, es egresado de la primera promoción de la Escuela de Comunicación Multimedial de la Universidad Maimónides. Desde el año 2002 se radicó en España y nos comunicamos con él para compartir los recuerdos de su etapa como estudiante en Argentina y su experiencia de los últimos años en Europa.

¿Por qué elegiste empezar a cursar una carrera totalmente nueva?

En 1996 tenía 18 años y había egresado de la Escuela Técnica ORT con una especialización en Producción Musical. Mi deseo era seguir estudiando Ingeniería de Sonido en el exterior, pero la imposibilidad económica para costearme los estudios fuera del país hizo que me fijara en la oferta local. Fue entonces, cuando un amigo me comentó que la Universidad Maimónides estaba por comenzar una carrera de Multimedia, y como ya había tenido una amplia visión de ese mundo en el secundario me interesé enseguida.

¿Qué opinaron tus familiares y allegados?

Siempre fui una persona de decisiones sólidas (o cabeza dura), así que cuando le conté a mi familia y allegados sobre la carrera, me apoyaron desde un primer momento ya que vieron que me encontraba convencido de la decisión que estaba tomando.

¿Cómo evalúas tu experiencia de los años en la universidad?

Tres años después de haber terminado la carrera, puedo decir que la experiencia fue buena. Una de las cosas que encontré más valiosas durante la cursada es que los alumnos además de ver contenidos técnicos en las materias, nos encontramos con clases orientadas hacia la administración de empresas o bien hacia el arte en general. Eso suma mucho, ya que gran cantidad de los conocimientos técnicos que incorporé en su momento, hoy diría que son casi obsoletos. Sin embargo, todo lo que se refiere a gestionar o a entender y crear proyectos de comunicación audiovisual es un aprendizaje que encuentro totalmente vigente en mi vida cotidiana.

¿Cómo fue tu inserción laboral?

Cuando cursaba el primer año de la carrera me incorporé a Multimedia Solutions, una empresa de desarrollos multimediales bastante importante en aquel entonces. Por un lado me preocupaba por rendir lo máximo posible dentro de la facultad y por otro me la pasaba todo el día trabajando en el mundo real.

Luego de trabajar en diferentes empresas, al terminar el tercer año de la cursada me incorporé al estudio Medialuna, gracias a que uno de mis profesores, Javier Mrad, era el Director y me ofreció un puesto entre su equipo de gente. Allí aprendí mucho rodeado de un entorno altamente creativo, lo que fue fundamental en mi crecimiento como profesional. Medialuna es un estudio de diseño para televisión con clientes como MTV, Fox, Nickelodeon, TyC Sports, entre otros.

¿En qué trabajás actualmente?

Actualmente soy el coordinador general de uno de los festivales de música más importantes de España, el Primavera Sound. El próximo mes de mayo será la quinta vez que se realice el evento en la ciudad de Barcelona. El año pasado acudieron unas 40.000 espectadores de casi 20 nacionalidades diferentes. En este proyecto soy el responsable de hacer que todas las partes que trabajan allí dentro estén bien aceitadas.

¿Por qué tomaste la decisión de instalarte en España?

El 31 de diciembre del año 2001 inicié un viaje de dos meses que me llevaría por Israel, Inglaterra, Francia y España. Hacia mediados de febrero de 2002 llegué a Barcelona donde me encontré con Javier Mrad y Daniel Wolkowicz, con quienes además del vínculo laboral y educativo, nos unía una muy buena relación personal. Conversamos sobre la crisis que estaba transitando la Argentina y la incertidumbre del futuro. Tomé como una señal todos los sucesos y decidí que era ese el momento indicado para probar lo que siempre tuve ganas de hacer: "vivir fuera del país".

Enseguida comencé a realizar un relevamiento de campo y me puse en contacto con decenas de empresas de multimedia y audiovisuales para estudiar el panorama. Tuve varias entrevistas que fueron lo suficientemente importantes como para terminar de decidirme.

¿Cómo fue el proceso de inserción en el sector?

Durante los primeros meses que viví en Catalunya seguía relacionado con Medialuna, representando al estudio en España y promoviendo su trabajo, fue así que conseguimos hacer la imagen para el festival artFutura 2002 en donde el estudio ofreció también un workshop y una conferencia. Los primeros meses no fueron nada fáciles. Caminé mucho y golpeé infinidad de puertas siempre con la misma sonrisa en la cara y una excelente predisposición.

El problema que existe con los argentinos es que muchos vienen creyéndose que son los mejores del mundo y que por donde vayan todos se tirarán a sus pies, y eso no es así. Hay que comenzar de cero y tener la suficiente humildad y paciencia para saber que con el esfuerzo suficiente es muy posible que todo vaya tomando forma.

Detrás de todas las puertas que golpeaba, conocí a gente que me conectaba con otra, hasta que llegué a BASE y ahí realicé mi primer trabajo profesional en territorio español. Fue la primera vez en mi vida que trabajé con un equipo conformado por gente de países tan diversos como España, Suecia, Bélgica, Estados Unidos, Alemania, Francia, Chile, Suiza y por supuesto Argentina. La experiencia fue muy enriquecedora.

Damián nos contó que BASE es un estudio de comunicación integro, con sedes en New York, Bruselas, Barcelona y Madrid. Desde hace 10 años trabajan para La Casa Encendida, Women’Secret, MoMA QNS, Puma, Wrangler, MTV, Forum 2004, Carolina Herrera, Partido Socialista Belga y otros clientes internacionales de primer nivel.

¿Cómo evalúas la calidad de los profesionales argentinos en relación al europeo?

En estos últimos años me he metido mucho en el terreno del diseño gráfico y del audiovisual y puedo decir que Argentina no tiene absolutamente "nada" que envidiar en el aspecto cualitativo a lo que se hace por el Mediterráneo. Irme del país me sirvió para darme cuenta (entre otras cosas) de que la educación Argentina es muy buena en relación con la que se recibe en otros países. Hace unos meses el director de una Escuela de diseño muy importante de Barcelona me dijo: "Tener un argentino en tu equipo creativo es un plus, ustedes vienen con muy buena formación y ven las cosas de otra forma" a lo cual agregó "el problema es que se creen que son los mejores" y eso tiene que ver con el famoso ego made in Argentina.

¿Qué diferencias encontrás en el mercado laboral en general?

Quizás la gran diferencia radica en el ritmo general con el que se suelen
hacer las cosas, no es que acá sea mucho más relajado pero la vida se suele
ver de otra forma. En España trabajan para vivir y nosotros aprendemos desde chiquitos que vivimos para trabajar. Para decirlo de otra forma, en
Argentina todo es para ayer y acá lo quieren todo para dentro de un par de
días.

¿Cuáles de los trabajos que realizaste hasta ahora son los que más te interesaron?

Me quedaría con cuatro cosas: Las grabaciones de los conciertos de música clásica que realicé en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, allá por el año 1997. Mi paso por Medialuna, en donde aprendí que antes de llegar a la computadora había que tener una buena idea, y que las cosas no necesariamente tenían que estar hechas con el "High-Tech V4.85beta" para que fuesen buenas, tenían que tener sentimientos por sobre todo.

La experiencia en Base y por último mi trabajo actual en el festival de música, ya que es una gran oportunidad estar al frente de algo tan grande, y que me vuelve a relacionar con mi primer amor: la música.

¿Y cuál seleccionarías de los proyectos independientes?

En el marco personal, destacaría uno que me fue encargado hace muy poquito, para una exposición organizada por el FAD (Fomento a las Artes Decorativas) y la compañía de coches BMW. Trata sobre el Color de la Ciudad de Barcelona y debe reflejar la tesis del comisario: "Barcelona es de color Sardina Fresca". ¡Bonito reto para mi!. Junto a mi amigo Frankie de Leonardis nos encargaron que realizáramos un audiovisual sobre esta idea. Creamos, entonces, al SuperSardinaMan que va rondando por la ciudad de Barcelona y se apodera de distintas personas. El trabajo está hecho todo en base a más de 7.000 fotografías. Una de las cosas más divertidas al realizarlo, fue que vestíamos a la gente con una capa de lentejuelas para convertirlos en este personaje. Los que pasaban cerca durante la sesión se quedaban mirando desconcertados.

Destacaría también las clases que dicté en la Escuela de imagen y diseño IDEP de Barcelona durante el verano europeo pasado. Allí brindé un workshop intensivo sobre diseño para televisión. Fue muy enriquecedor encontrarme con personas dispuestas a escuchar y que tuviesen un montón de inquietudes para compartir. Estoy convencido de que uno verdaderamente aprende cuando se enfrenta a sus propios conocimientos. Seguramente lo repita el próximo verano.

Por último, no quiero dejar de mencionar el michKult!. Un grupo que modero por Internet y que tiene ya más de tres años de existencia, en el que se reúnen casi 400 personas de unos diez países diferentes. Allí intercambiamos opiniones sobre el universo de la cultura audiovisual y se puede encontrar un gran flujo de información interesante.

¿Conseguiste lo que buscabas en Europa?

En principio diría que la pregunta es difícil de contestar, ya que sinceramente no vine a buscar nada en especial. Simplemente, vine a vivir un momento de mi vida que no sé cuánto tiempo va a durar. De todos modos, puedo decir que estoy absolutamente conforme con las cosas que logré en el tiempo que llevo viviendo aquí. No fue fácil en lo más mínimo, pero gracias a mi determinación y a la ayuda de mucha gente la historia siguió adelante.

¿Pensás volver alguna vez a la Argentina o ni siquiera te lo preguntas?

Hace poco mis padres estuvieron visitándome por unos días. Una noche tuvimos una de esas largas charlas de sobremesa que tanto se extrañan. Mientras mi papá trataba de asimilar el hecho de que yo hubiera decidido vivir lejos del lugar donde nací, mi mamá estaba convencida de que yo jamás volvería a vivir allí. Mi respuesta fue casi contundente: "no lo sé". Y es que es la verdad, no sé qué va pasar en el futuro, de la misma forma que cuando terminé la carrera en el 2001, jamás me imaginé que un año después estaría viviendo en otro país. Soy de los que opinan que no hay que cerrar ninguna puerta (salvo que te la cierren en la cara, claro está) y que lo mejor es siempre mirar hacia adelante pero sin olvidar nunca de dónde uno viene.

Los amores de Mich

Lo que me encanta de Tim Burton es que es un niño siendo un adulto. Un niño con una imaginación bastante turbia, pero no deja de ser un niño. Quizás lo que más me atrae de su obra es la capacidad que tienen para contar cuentos. En nuestra especialidad aprendemos a comunicar y se supone que lo que mejor tenemos que hacer es lograr que un mensaje llegue del emisor al receptor, de la forma más clara posible (y sin importar la tecnología que usemos). Ahí es donde Tim Burton me emociona, sin meterse en un ámbito comercial, su trabajo es contar cuentos y hacer que los mensajes lleguen desde una intención a un hecho final concreto. Creo que los multimediales tenemos mucho que aprender de gente como él.

Comenzar a hablar de Piazzolla me resulta demasiado delicado. Al hablar de él se me mezclan muchos sentimientos referidos tanto a lo que es su música para mi, como a la relación que él tenía con el país. Su música es sin lugar a dudas la que mejor me identifica y más claramente toca mis sentimientos. En cuanto a su relación con la Argentina, me siento en muchos puntos bastante cercano a su causa, pero obviamente que yo estoy a años luz de compararme con él.

Stanley Kubrick me parece otro comunicador sensacional, sobre todo me parece una persona con una mente visual y escénica estremecedora. Amo todas sus películas (algunas más que a otras) y no deja de sorprenderme que la gran mayoría de los protagonistas de sus filmes hayan sido personas con trastornos de personalidad. Curioso.

Algunos de los desarrollos de Damián Micenmacher pueden conocerse ingresando a: www.micenmacher.com