Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
8 enero 2005

Impresiones Personales sobre ¿Un Mundo?

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

Las sombras de las orquídeas se proyectaban nítidas en la pared enorme y entonces, comenzaron a surgir formas en movimiento que cautivaron la mirada de aquellos que esperaban ver las animaciones, y de aquellos que sorprendidos, contemplaron y vivieron por primera vez, la experiencia de una instalación en la que la tecnología multimedial posibilitó el desarrollo artístico.

Fueron sólo algunos minutos, pero la experiencia fue inmensa, porque cada uno de los que presenciaron el trabajo; que un grupo de alumnos y profesores gestó a partir de encuentros semanales, debatiendo sobre arte, técnicas, sentidos, motivos y fines; recordará seguramente por mucho tiempo esta muestra impactante.

Una selva que surge de una orquídea, un monito que asoma la cabeza, una gacela, un tigre, las mariposas…, y de pronto, de otra orquídea surge una mujer que espera y un hombre que llega para extenderle la mano. En el centro, la ciudad emerge de la gota de lluvia que riega la tercer orquídea y da paso a los edificios, los puentes y los autos.

De pronto, todo desaparece pero sin arrebato, sin violencia, envuelto en la armonía de las imágenes, de las animaciones, de las sombras de las orquídeas cultivadas, y entonces cuando todo quedó quieto, un viento agitó las hojas de una las orquídeas, y yo que observaba su sombra junto a Gabriela, contemplé el regalo que nos brindó la naturaleza esa noche.

La naturaleza aportaba su movimiento y su belleza, provocando la sensación que sólo se tiene cuando se está en presencia de algo sublime e inmenso como la manifestación de los fenómenos naturales, que esa noche se hicieron presentes al fundirse en esa sombra, el viento y la orquídea.