Universidad Maimónides: Escuela de Multimedia
1 enero 2003

ArteBA 07: Arte contemporáneo y experimental en una propuesta en expansión

Por Multimedia Maimonides
  • facebook
  • google plus
  • twitter

La Feria de Arte Contemporáneo de Buenos Aires ArteBA 07 se consolida como un referente del arte contemporáneo latinoamericano, a través de la muestra de obras de artistas consagrados y emergentes, como así también, de un homenaje a los grandes maestros que sentaron las bases en Argentina durante la década del ’60 del pasado siglo, para que hoy fluyan, como entonces, las expresiones y experimentaciones artísticas mas diversas.

En los pabellones Azul y Verde del predio Ferial de la Rural, del 18 al 22 de mayo, se presentaron las propuestas de 76 galerías de arte entre las que se encontraron, además de referentes locales, propuestas de países como Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Perú y Venezuela, que constituyen una expansión de los límites de la feria, en su décimo sexta edición.

Otra de las novedades fue la incorporación del "Open Space", un área independiente en donde las galerías presentaron instalaciones y obras de gran tamaño, que enriquecieron la propuesta con una variedad de conceptos y expresiones, entre las que se encontraron trabajos realizados con diferentes soportes y tecnologías como la piedra, la madera, el papel, el plástico, el metal, juegos de luces y sombras a través de reflectores, animaciones realizadas por computadora, video proyecciones y performances en vivo, que propiciaron la contemplación o la interacción, según el caso.

El Barrio Joven permitió conocer las propuestas de galerías y artistas en surgimiento y, a través del espacio "Caja Negra/ Cubo Blanco", una selección de obras en videoarte, bajo curaduría de Graciela Taquini y Rodrigo Alonso. El net art argentino, expresión ligada a los avances de internet en los ’90, tuvo un lugar en la Zona Arnet Interactiva curado, también, por Alonso. Allí, el usuario pudo acceder, a través de cinco computadoras, a la interacción creativa y lúdica con exquisitas obras como Dreamlines de Leonardo Solaas o Naranjas de Julia Masvernat.

En el marco de la cuarta edición del Premio Petrobras de Artes Visuales, se exhibieron las 8 obras seleccionadas entre 301 proyectos de artistas argentinos menores de 40 años, que obtuvieron una beca subsidio para el desarrollo de propuestas en las que la experimentación y la investigación con diversidad de materiales fue lo predominante.

Además de estos nuevos proyectos, se destacó la muestra en homenaje a los grandes maestros del arte: Delia Cancela, Edgardo Jiménez, Juan Stoppani y Dalila Puzzovio, a través de cuatro de sus obras emblemáticas. Estos reconocidos artistas, que formaron parte del movimiento artístico y cultural que se gestó en el Instituto Di Tella, durante la década del ’60, son los representantes de todo un movimiento que inauguró en Argentina la experimentación e investigación en torno a la unión de la tecnología, lo electrónico y lo conceptual, y la interacción de ámbitos como la plástica, la fotografía, la moda, el diseño y la publicidad entre otras disciplinas, en el marco del arte pop. De allí su relevancia y el merecido homenaje que les brindó en reconocimiento a su trayectoria Fundación ArteBA junto con el Banco Galicia.

Otro de los atractivos de ArteBA consiste en poder conocer y acercarse a los artistas que exponen en los espacios de las diferentes galerías. En el stand de la galería Praxis, pudimos conversar con el realizador, docente e investigador Augusto Zanela,quien nos habló de su obra expuesta en esta oportunidad, que consistió en la maqueta de una instalación en la que utilizó una proyección en circuito cerrado y paneles pintados por Mariano Molina.

¿Cómo surgió la idea de la maqueta que estás presentando?

A.Z: Esta obra que realicé con Mariano Molina surge como la evolución de otros trabajos que ya habíamos hecho juntos, que eran instalaciones utilizando circuitos cerrados pero con un desarrollo específico para el sitio de intervención. En este caso, lo que modificamos fue que directamente creamos el contenedor, la caja contenedora, como si fuera un set transportable. La idea de una pieza que permanece instalada en el espacio de exhibición se rompe, se quiebra y empezamos a desarrollar una obra transportable.

Es una obra que una institución o un coleccionista puede adquirir y tener la posibilidad de llevarlo a todos los lugares que decida, montándolos en los términos que requiere la pieza en función de su diseño. Además, hay una elaboración con respecto a la modulación y a los materiales, ya que ninguno lleva corte. Se utilizaron placas enteras y el mismo módulo representa pisos, laterales y techo. Entonces, es una pieza modular en la que reúno dos conceptos: la idea de la instalación y el desarrollo modular del set.

Zanela registra todas sus instalaciones a través de fotografías y filmaciones. En ArteBA expuso fotografías de dos de sus obras. Una realizada en febrero en Miami y otra en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires. El realizador explicó al respecto: "En estos casos hay un diseño adaptado específicamente para el desarrollo de la obra en un espacio en particular, en cambio con la idea del set tenemos la posibilidad de instalar la pieza en cualquier espacio".

¿Piensan montar la obra en escala real en algún momento?

A.Z: Si. El objetivo al desarrollar la maqueta es que se venda el proyecto. Esto nos permitiría probar en escala real la forma en que funcionaría el sistema modular, en el que cada uno de los paneles representa un módulo de dos metros con sesenta de alto.